Emil Chireno Haché: Anatomía de la Primavera Árabe

emil-chireno

Emil Chireno Haché es un brillante abogado y experto en políticas del Medio Oriente, con estudios en la escuela de diplomacia de la universidad de Seton Hall, y con un máster en derecho de la administración del estado de la Universidad de Salamanca, España. Divide sus días entre su firma privada, KCNP Asesores Legales, y entre la Asociación de las Naciones Unidas en República Dominicana, en la que funge como director ejecutivo.

En esta fascinante entrevista, Emil nos sumerge en las complejidades de la Primavera Árabe, partiendo desde su inicio el 18 de diciembre del 2010 en Tunisia. Con su impresionante dominio de las ideas y capacidad impecable de comunicación, Emil nos hace un recuento de todo lo sucedido con esta revolución que sacudió al medio oriente, y que hoy en día, nos mantiene sintiendo sus efectos.

Jose Elías, alias “Elíax”: La Singularidad, la Inteligencia Artificial, y la Realidad Virtual

IMG_20160716_104736

Jose Elías y Alan, minutos antes de la entrevista

El 21 de mayo del 2005, José Elías, alias “Elíax”, se propuso escribir diez mil artículos consecutivos que publicaría diariamente en su blog, www.eliax.com. Al poco tiempo de iniciar el proyecto, se llevó la grata sorpresa de que sus escritos estaban siendo leídos por miles de personas alrededor del mundo, y como describe en la entrevista, llegó a la realización de que “todo gran poder conlleva una gran responsabilidad”, y fue entonces cuando definió la gran temática de la que escribiría durante la próxima década: la Singularidad tecnológica.

Fue entonces cuando la faceta profética de Elíax tomó fuerzas, y todos los años publicaba un artículo prediciendo los próximos avances tecnológicos que impactarían a la humanidad. Con el pasar de los años, el público que leía a Elíax se mantuvo creciendo, hasta que su audiencia virtual alcanzó el millón de lectores mensualmente. Nueve años y cuatro meses después (o para ser más específicos, 3187 días después) de haber empezado, Elíax alcanzó su épica meta de 10,000 artículos publicados, convirtiéndose en uno de los blogueros más prolíficos del mundo.

En esta fascinante entrevista, en la que por lapsos tuve que tomar profundas inspiraciones para no perderme en los escenarios futuristas enarbolados por Elíax, hablamos sobre cómo escribir diez mil artículos en nueve años, sobre la singularidad tecnológica y todas sus implicaciones futuras, sobre la inteligencia artificial y su fusionamiento con nuestra especie, sobre mundos paralelos, la realidad virtual, y hasta las implicaciones teológicas de todo lo que está por venir.

Íntimos, disfruten de esta maravillosa entrevista tanto como la disfruté yo.

IMG-20160714-WA0006

Jose Elías en la peña de Planeta Intimo, inmerso en temas futuristas

Roberto Mallén Brea: Recuento histórico de la migración haitiana

581915_716951332095_1537385435_n

Roberto Mallen Brea, experto en sociología de la migración y en políticas migratorias con estudios en Manhattanville College y en L’ Ecole Des Hautes Etudes en Francia, expone magistralmente sobre la migración haitiana y las relaciones dominico-haitianas en esta fascinante entrevista.

Actualmente, Roberto es investigador de la dirección de estadísticas e investigaciones del Ministerio de Energía y Minas, colaborador del periódico Diario Libre, y uno de los dominicanos más conocedores de la temática haitiana.

Al compartir la misma isla y tener antecedentes históricos tan disímiles, República Dominicana y Haití siempre han tenido una relación tumultuosa y volátil.

En la entrevista, Roberto nos hace un recuento histórico de la migración haitiana, nos ofrece un análisis de las relaciones entre ambos países, y prevé el futuro de nuestro destino como isla compartida por dos naciones.

¡No se la pierdan!

Podcast #6: Pedro Santos, o como construir un imperio antes de los 30

maxresdefault
Existen grandes historias que no sorprenden a los que conocen el impulso del que las forja. Historias de imponentes logros, de hombres revestidos con el coraje de perseguir sus sueños, y de individuos que han superado lo que se creía imposible, que vienen impregnadas con la particularidad de que no deslumbran a los que han podido presenciar la génesis de su propulsión, ni causar una algarabía entre los que conocen la trayectoria de esta rara especie que convive entre las masas anestesiadas. Este selecto grupo de seres que ha logrado desmembrar las paredes de sus propias limitaciones, han adquirido la capacidad de transformar el ambiente que los rodean y de marcar sus huellas en cada paraje que la vida le proporciona. En el caso de Pedro Santos Sang, que a los 28 años fue exaltado en la revista Forbes en la sección ’30 con menos de 30 años’ por ser uno de las jóvenes promesas en el sector del gas natural, y ganador del máximo galardón en el Premio Nacional de la Juventud 2012, la sorpresa no perteneció a la lista de emociones que generó en mi la fascinante noticia. Más bien, puedo decir que la noticia simplemente siguió confirmando la realidad de que algunos seres humanos se mueven a mayores revoluciones por segundo que sus coetáneos, y Pedro Santos Sang pertenece a este exclusivo grupo de personas que hacen de lo imposible algo palpable y real.

Hace quince años, mientras los dos éramos parte del equipo nacional juvenil de tenis de mesa, Pedro me propuso irnos a Suecia a entrenar con los mejores jugadores del mundo por tres meses. En aquel momento, aquella idea me pareció tan descabellada y alucinante, que la adrenalina que generé planeando aquella travesía y viviendo aquella aventura cambiaría mi vida para siempre. Convivimos muy de cerca durante aquellos meses, y me acuerdo que lo más impresionante de observar de cerca a aquel mítico era la dedicación absoluta con la que se entregaba a cualquier actividad que le tocaba vivir. Como si no existiese mas nada en el mundo, toda su energía se canalizaba en su constante búsqueda para superarse como atleta y lograr consolidarse en el competitivo mundo del tenis de mesa.

En aquel verano sueco, mientras el sol se mantenía sobre el horizonte veinticuatro horas al día, y tratábamos de sellar las ventanas pegando pósters oscuros para poder conciliar el sueño, llegué a la conclusión que Pedro estaba destinado a emprender grandes proyectos y a cambiar el mundo que le rodeaba. No solo ya concebía muchas ideas anómalas para un joven de su edad, sino que sabía a ciencia cierta que no se detendría hasta ver logrado todo lo que salía de su boca soñadora. Me acuerdo que aquel año, a pesar de que la mayoría de jugadores de alto nivel dominicano le llevaban años de práctica, Pedro logró conseguir el primer lugar en una eliminatoria nacional juvenil superando a un grupo de jugadores que lo superaban considerablemente en nivel y experiencia. Me acuerdo haber sentido que su triunfo no había sido determinado simplemente con una depurada técnica y preparación, sino con una convicción absoluta de que sería el campeón aquel día.

Unos años más tarde, mientras terminaba mi maestría en la Universidad de Boston, volví a encontrarme con Pedro por entre las antiguas calles de Cambridge mientras el industrioso empezaba su maestría en la prestigiosa universidad de MIT. La nieve nos había arropado y ambos tratábamos de ampararnos del frío en un comedor de comida asiática que le servía a los estudiantes de la zona. “Me he involucrado en el sector de energía verde”, me acuerdo que me dijo mientras nos bebíamos un té caliente. “Tengo algunas ideas que revolucionarán el mercado”, me dijo con esa chispa en los ojos que solo he podido presenciar unas pocas veces en mi vida. Desde aquel día, supe que era cuestión de tiempo volver a escuchar sobre Pedro en los medios de comunicación.

Unos años después y habiendo ponderado suficiente sobre lo que marca la diferencia entre la mediocridad humana y los más altos niveles de excelencia, he llegado a la conclusión de que la pasión y la capacidad de imbuir nuestros pensamientos con la absoluta convicción del triunfo es lo que determina quien sube a la cúspide de la montaña y logra ver el infinito desde su majestuosa cúpula. Ya es hora de que la juventud dominicana comience a tomar como ejemplo casos como el de Pedro Santos Sang para que cambiemos el curso de esta nación sedienta de héroes, líderes, y modelos que puedan transformar nuestra visión sobre lo que somos y lo que podemos llegar a ser.

Escucha la entrevista con Pedro Santos Sang dándole a play más abajo, o escúchala en STITCHER o en ITUNES buscando el podcast “Planeta Intimo”.

Suscríbete a mi Planeta

100_861723

CLOSE